Crocante de espárrago en masa philo

Esta tapa no te la podes perder!!

La masa philo es empleada para varias recetas en el arte culinario. Se caracteriza por tener varias hojas finas a la que siempre se la debe pincelar con mantequilla derretida. A menudo se las utiliza por ejemplo para hacer canastillas rellenas y hasta se la podría confundir con una masa de hojaldre. ¿Dónde la puedes encontrar? En Consum, Mercadona, Carrefour y su costo es bajo. No engorda.

Ingredientes

  • 250 gr de espárragos
  • masa philo cant. necesaria
  • 150 gr de jamón cocido
  • 150 gr de queso loncha
  •  1 pote queso crema de tu gusto
  • Salsa golf
  • mantequilla cant. necesaria
  • Pizca de sal
  • vinagre
crocantes espárrago en masa philo

crocantes espárrago en masa philo

Preparación

  • En una procesadora colocas el jamón cocido, el queso en lonchas y el queso crema y una pizca de sal.. Procesas y reservas.
  • Por otro lado si no has comprado espárragos en lata, puedes hervirlos en una cacerola con agua y sal y un chorrito de vinagre, cuando estén tiernos, lo cuelas y le pasas agua fría.
  • Luego cortas los espárragos en la parte tierna unos 3 o 4 dedos y reservas.
  • Ahora bien. coges la masa philo lo extiendes y cortas tiras de 5 cm de ancho  y pincelas con mantequilla toda la masa, extiendes lo que has procesado del jamón, queso loncha y queso crema y colocas un espárrago.
  • Lo enrollas y lo vas colocando una a una, en una asadera pincelada con mantequilla, a cada rollito tambien lo pincelas con mantequilla.
  • Una vez todas hechas, lo llevas al horno previamente calentado a 180º y lo dejas cocinar unos 7-10 min, depende del horno como calienta, Si mira el horno cada 3 minutos para ver si la masa philo esta crocante.
  • Una vez hecho, lo retiras del horno y la presentación del plato como entrante puede ser con una ensaladilla rusa y encima colocas dos crocantes de espárragos en forma de cruz para presentar y por encima salseas con salsa golf. Verás como quedas como una reina!!

Lasagna especial en salsa pistacho

Comenzó el otoño y a quién no le gusta comer algo caliente y sabroso. Hoy lasagna especial en salsa pistacho. Una delicia que no podes dejar de probar.

Ingredientes

  • 1 paquete de lasagna
  • 1 paquete de acelga o espinaca
  • 1 pote de queso requesón
  • 150 grs de queso camembert
  • 150 grs queso parmesano rallado
  • 1 huevo
  • 5 tazas de leche
  • 2 cdas grandes de manteca
  • nuez moscada
  • sal
  • pimienta negra
  • 1/2 cebolla de verdeo
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 cda de aceite de oliva
  • pistachos
Lasagna

                                                       Lasagna especial con pistacho

Preparación

Coges una cacerola, colocas un poco de agua y unas pizcas de sal, lo llevas al fuego colocas dentro el paquete de acelga para que las hojas se tiernicen. Cuando esté a punto, lo sacas del fuego, lo cuelas, le sacas toda el agua.

Una vez hecho este paso, coges un bol y colocas la verdura dentro, agregas el pote del queso requesón, el queso parmesano y el queso camembert, echas la nuez moscada, la sal, la pimenta y un huevo, lo revuelves bien. Toda esa mezcla, irá a una procesadora de alimentos para que se haga una masa. Reservas.

En una cacerolita, vas a colocar manteca, la vas a derretir, luego vas a echar harina y le agregarás la leche. Comienzas a revolver mientras se cocina a fuego lento hasta que se haga una crema homogenea. Una vez hecha la bechamel, le pones una pizca de nuez moscada y sal. Revuelves. Luego echarás la mezcla de la procesadora en un bol y la salsa bechamel y revuelves para que los sabores se integren.

Ahora vas a coger una fuente, pincelas con aceite de oliva el fondo y colocas en el fondo una capa de lasagna precocida, encima de esta, colocas la verdura con bechamel, luego colocas otra capa de lasagna precocida. Reservas.

Ahora prepararemos la salsa de pistacho. Coges una cacerolita pequeña, coloca un poco de aceite de oliva, echas la cebolla de verdeo picada, los morrones picados, sofríes. Coloca el pote de tomate, agregas los pistachos, una pizca de sal y una pizca de pimienta blanca y dejas que haga la salsa. Una vez hecha, lo pasas por la licuadora y luego lo echas encima por la lasagna.

Llevas la fuente de lasagna al horno por espacio de 30 minutos, según horno. Una vez todo cocinado, para emplatar, colocarás un trozo de lasagna, vuelves a salsear por encima y coloca unos pistachos picados por encima, y a degustar.


Bombón de morcilla crocante

Comer morcilla para algunos es un manjar, pues se lo puede comer en pucheros, asados, como tapas y más. La morcilla en sí, es un embutido sin carne, que está relleno con sangre de cerdo coagulada, por eso de su color oscuro característico. Es un alimento en sí, que está muy extendido en muchos países, además existe muchas variedades.
La morcilla para otros, se hacen con tripa de cerdo, carne vacuna u otro animal, rellena de sangre y condimentada de especias.

En la gastronomía alemana la morcilla, se denomina Blutwurst (salchicha roja), aunque de forma similar: Rotwurst, Schwarzwurst, Topfwurst o Blunzen (austriaco]). Las morcillas alemanas y austríacas, suelen tener por regla general pequeños trozos de grasa repartidos a lo largo de todo el embutido, y al cortar presentan su color oscuro pero contiene especias para que tenga buen sabor. Flönz – Es un nombre genérico que se le da a la morcilla del Rheinland, se denominada también morcilla de Colonia, e incluso de forma jocosa: Kölsche Kaviar (caviar de colonia). Möppkenbrot – Se trata de una especialidad de la gastronomía de Westfalia que suele llevar pan: Pumpernickel. O sea, morcilla con diferentes cereales en su interior. Grützwurst Wurstebrot – es un embutido de gran calibre elaborado con sangre de cerdo, centeno y tocino. Suele comerse frito.
Beutelwurst – Es una morcilla de aspecto seco en su interior que contiene harina.
Las morcillas españolas formaron parte de la alimentación de las familias humildes. Hoy se sabe servir en tapas o bocadillos por ejemplo. En España tenes la Morcilla de Burgos, la Morcilla de Leon, Morcilla de Palencia, Morcilla en caldera y Morcilla de Valladolid,  Morcilla Asturiana,cada una llevan diferentes especial. Hay una variante que se llama Morcilla de berrodo, que está hecha con sangre de cerdo con piñones.

Las morcillas de Alemania, Austria y Españolas son las que mejores que saben al paladar, pero eso no quiere decir que en otros países no sean exquisitas.

La receta que hoy les voy a compartir es fácil, económica y rica. No es engordante tampoco, claro, si no comes en grandes cantidades.

receta con morcilla

Bombones de morcilla crocante

INGREDIENTES

6 morcillas

1/2 cebolla de verdeo

1 paquete de queso parmesano

2 cditas de mostaza

1 chupito de licor, whisky o cognac

nueces cant. nec.

PREPARACIÓN

En primer lugar coges las morcillas, le sacas la piel  y la colocas dentro de la procesadora de alimentos, agregas la cebolla de verdeo, el queso parmesano todo el paquete, las cucharaditas de mostaza y el chupito de licor, whisky o cognac. Procesas todo bien. Debe quedar una pasta. Luego lo llevas a la heladera durante unos 30 minutos para que enfríe.

Lo sacas de la heladera, con las manos humedecidas, comienzas a hacer las bolitas o bombones. En un platito colocas nueces procesadas o si prefieres lo picas con un cuchillo.

Pasa cada bomboncito de morcilla por las nueces picadas y lo puedes colocar en un pirotin, en una cuchara como ves en la foto o en un platito, agregando un crocante de queso y aceitunas verdes..

Para hacer el crocante de queso y aceitunas, colocas una rodaja fina de queso semiblando y le esparces por encima aceitunas verdes picadas. Al horno por 2 o 3 minutos, lo dejas enfriar bien y luego cuidadosamente lo retiras con una espátula y lo adornas y sirves junto a los bombones de morcilla crocante.

 


Guisito de mijo y couscous en pimientos

Muchas veces somos reacios a comer semillas y hacer mezclas para que nuestra alimentación sea sana, pero esta receta es rica, sabrosa y tiene muchos nutriente que tu familia agradecerá para que estén sanos.
Ingredientes
  • 250 gr de mijo y couscous
  • 100 gr de garbanzos en frasco
  • 1 cebolleta
  • 150 gr guisantes
  • 1 diente de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 pimiento rojo
  • 4 tomates secos
  • 1 cdita de pulpa de pimiento choricero
  • un puñadito de sésamo tostado
  • cebollino picado
  • menta
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • 1 pizca de pimentón

Preparación

Vamos a picar finamente la cebolleta y el ajo y doras en una tartera con un chorro de aceite de oliva. Añadís el pimiento verde y el rojo finamente picados. Rehogas bien. Agregas los tomates deshidratados picados y añadís el pimentón y la pulpa de pimiento choricero.

Tostas el mijo en una sartén y luego le agregas el couscous ten cuidado que no se pegue en la sartén. Mezclas bien. Cubrís con agua, sazonas y pones los garbanzos y los guisantes. Cocinas durante 20 minutos aproximadamente. Tapas y dejas que repose unos 10 minutos aproximadamente.

Luego picas finamente una hoja de menta y mezclala con cebollino picado a tu gusto. Espolvoreas el guiso de mijo y couscous con la menta y el cebollino. Espolvoreas con un poquito de sésamo tostado y lo servís.

 


Albóndigas de pescado a la vasca

Ingredientes

  • 700 gr. de merluza
  • 50 gr. de pan rallado
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 2 huevos
  • Harina
  • Aceite de oliva
  • Perejil
  • Sal

Consejo: también puedes hacerlo con otro pescado como abadejo o emperador

PREPARACIÓN

1. Calentas con un chorrito de aceite en una sartén. Picas la cebolla y el ajo muy finos, y rehogas en la sartén hasta que se doren.

2. Por otro lado, desmenuza el pescado con las manos en pequeñas porciones.

3. Añadís la cebolla y los ajos al pescado, sazonas con sal y perejil. Batís los huevos y agregas junto con el pan rallado a la mezcla anterior.

4. Das forma a las albóndigas con las manos o con ayuda de unas cucharitas, si queres, sino con las manos suficiente. Pasarlas por harina para que se manejen mejor.

5. Pones abundante aceite en una sartén. Cuando esté bien caliente, echas las albóndigas por tandas y freílas hasta que se doren. Dejas que escurran el aceite sobre un plato con papel de cocina y ¡a comer!. Lo podes acompañar con ensaladas varias o bien con purés.